Rite Aid Corp. registró una pérdida neta de 2.300 millones de dólares, o 2,67 dólares por acción, durante el cuarto trimestre de su año fiscal, comparada con la pérdida de 952,2 millones de dólares, o 1,20 dólares por acción, del mismo período del año anterior. El resultado trimestral fue afectado por rebajas contables de 1.810 millones, o 2,10  dólares por acción, relacionadas en su mayoría con la adquisición en el 2007 de Brooks Eckerd. La operadora de farmacias informó el jueves que los ingresos sumaron 6.710 millones en los tres meses al 28 de febrero, una disminución del 1,7% frente a un año atrás. Si se excluye Brooks Eckerd, las ventas en tiendas comparables, o aquellas abiertas durante al menos 12 meses, crecieron un 0,8% en el período. Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una pérdida trimestral de 11 centavos por acción e ingresos de 6.730 millones. En general, las estimaciones de los analistas excluyen las partidas extraordinarias. Para el nuevo año fiscal, Rite Aid proyecta una pérdida por acción de entre 26 y 53 centavos e ingresos de entre 26.300 millones y 26.700 millones.