Rite Aid Cregistró una pérdida neta de 156,6 millones, o 20 centavos por acción, durante el primer trimestre de su año fiscal, comparada con el beneficio neto de US$27,6 millones, o 4 centavos por acción, del mismo período del año anterior. La cadena de farmacias atribuye la pérdida a la integración de las tiendas Brooks y Eckerd que adquirió el año pasado. La empresa ha informado el jueves que los ingresos sumaron 6.610 millones en los tres meses al 31 de mayo, un incremento del 49% frente a un año atrás.