Las reservas de petróleo en Estados Unidos aumentaron en 1,8 millones de barriles durante la semana pasada y se ubicaron en 321,9 millones de barriles, anunció hoy el Departamento de Energía. La agencia informó de que, con este incremento del 0,6%, las reservas de crudo se encuentran por encima del promedio para esta época del año. En la semana anterior las reservas eran de 320,1 millones de barriles, lo que supone un 4% menos que un año antes. Por lo que se refiere a los inventarios de gasolina, el informe precisa que subieron en 2,8 millones de barriles (un 1,5%), con lo que se situaron en 195,8 millones, frente a los 193 millones de la semana precedente. Las reservas de combustible para calefacción subieron en 1 millón de barriles y se ubicaron en 136,3 millones de barriles frente a los 135,3 millones de barriles de la semana anterior.