Repsol YPF SA y Royal Dutch Shell han decidido retrasar hasta junio de 2008 la decisión final sobre la inversión de su acuerdo sobre gas con Irán, según El Mundo, que cita fuentes anónimas de Repsol. Las compañías decidieron posponer la decisión por la presión del Gobierno de EEUU y por problemas técnicos y económicos sin resolver con el Gobierno iraní. Según el diario, los dos gigantes petroleros han dicho que están dispuestos a abandonar el proyecto, valorado en unos 10.000 millones de dólares, si persiste el actual enfrentamiento. Repsol YPF y Shell poseen una participación del 25% cada una en el proyecto Persian LNG para extraer gas en Irán y exportarlo, mientras que la compañía nacional de petróleo iraní ostenta un 50%. Las acciones de Repsol suman a las 11:16 horas un 0,85 por ciento hasta los 27,25 euros.