El consejo de administración de Repsol YPF ha acordado proponer a la próxima junta general de accionistas la distribución de un dividendo bruto total correspondiente al ejercicio 2006 de 0,72 euros por acción, lo que supone un incremento del 20% respecto al dividendo total del ejercicio anterior.
El dividendo bruto complementario con cargo al ejercicio 2006 ascenderá a 0,36 euros por acción, pagadero a partir del 5 de julio de 2007, informó hoy la compañía. Con esta propuesta, el dividendo total de 2006 ascenderá a 879 millones de euros, en línea con la política de crecimiento sostenido de dos dígitos en los dividendos anuales, anunciada en su día por el presidente ejecutivo de Repsol YPF, Antonio Brufau. El consejo acordó además establecer una prima de asistencia a la próxima junta general de 0,02 euros brutos por acción, así como proponer la incorporación al máximo órgano de administración de Luis Carlos Croissier y Angel Durández, como nuevos consejeros externos independientes de la compañía.