Repsol cumple la proyección bajista mínima del doble techo en 24 euros, llegando a la zona de paso de la directriz alcista que une los mínimos de 2002 con los de 2009 en 11,5 euros.


A corto plazo presenta resistencia en 13 euros, que de superar aparenta liberar el paso hacia los 14,2 euros. La estructura de bajada presenta tres ondas a la baja, cumpliendo la tercera las características de violencia de éstas. En este supuesto, tras un rebote de cierta intensidad podríamos ver de nuevo caídas.

Recomendación: VENDER EN REBOTES