Repsol ha acordado la venta a la compañía peruano-chilena Primax de las sociedades ecuatorianas Recesa y Oiltrader por un importe de 47 millones de dólares (32 millones de euros). La operación contempla la venta de la red de 123 estaciones de servicio de Repsol, propias y concesionarias, distribuidas por todo Ecuador, así como del negocio de las ventas industriales en el país, de la infraestructura comercial y logística y de las actividades de lubricantes y aviación. Para el caso de los lubricantes, Repsol mantendrá con Primax un contrato de comercialización y distribución y, para el caso de aviación, uno de asistencia técnico-comercial. La venta de Recesa y Oiltrader forma parte de la política de desinversiones en activos no estratégicos contemplada en el Plan Estratégico 2008-2012 de la petrolera presidida por Antonio Brufau. Las acciones de Repsol suben a las 14:51 horas un 0,19 por ciento hasta los 26,62 euros.