Desde que YPF le fuera expropiado a Repsol, la petrolera española ya no ha vuelto a ser la misma. Lucha, día tras día, por hacer ‘borrón y cuenta nueva’. Si bien, en cuando a beneficios lo ha conseguido, por cotización aún le queda un largo camino para volver a niveles de recuperación.


Vayamos por partes. ¿Por qué decimos que Repsol ha sabido reinventarse en su negocio sin YPF? La prueba más fehaciente son los últimos resultados presentados antes de la apertura de sesión. En el tercer trimestre del año Repsol obtuvo un beneficio neto de 760 millones de euros, un 36,4% superior al del mismo período del pasado año, cuando todavía incluía YPF.

En cambio, si observamos su progresión en bolsa, el valor aún tiene mucho que recuperar. Tras los recortes fundados por la salida de YPF (cuando cotizaba en torno a 21,50 euros), la acción procedió a realizar movimientos impulsivos de consolidación. “En el medio plazo podemos ver que se trata de una consolidación bajista de precios hacia la zona cercana al 50% del Fibonacci (16,83)”, dice Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse. “En tanto en cuanto se mantenga por debajo de los niveles mencionados, la tendencia seguirá siendo bajista. De hecho, de proseguir esa senda, su objetivo serían los 13,56 euros, en primer lugar, y 10,87 consecutivamente”.

Por ende, “la superación de los 16,83 euros supondría un cambio de tendencia de medio plazo que podría llevar los precios hacia niveles de 18,21 euros”, un 19% por encima de la cotización actual (15,28 euros).

COTIZACIÓN REPSOL:



El precio objetivo, recogido por FactSet y dado por el consenso del mercado, se sitúa por debajo de este objetivo alcista, en 18 euros. Es decir, a un año vista, Repsol debería valer un 17,80% más. Sin embargo, esto no implicaría, ni si quiera, recuperar la mitad de lo perdido este año, un 36,52% (la octava mayor caída del Ibex 35 de 2012).

A Repsol le beneficia que la Autoridad Europea de Mercados y Valores (Esma) diera recientemente luz verde a la proposición de la CNMV de ampliar el veto a las posiciones cortas hasta el 31 de enero. Pues, de no ser por esto, las caídas podrían ser aún mayores en el valor, a juicio del 0,551% de capital que se haya latente en este tipo de inversión.

POSICIONES CORTAS EN REPSOL:

Fuente: CNMV

Además, “si la crisis sigue en vías de solución, empresas con elevadas rentabilidades por dividendo, como Repsol (5%), continuarán con las subidas en los próximos meses", apunta Gisela Turazzini, co-fundadora de BlackBird Group.

Si atendemos al PER de la compañía, Repsol podríamos calificarla de ‘cara’ en comparación con otras competidoras europeas. El PER de la española se ubica en 9,98 veces, mientras que el de Total es de 7,33 x y el de Eni de 8,56 x.