Repsol YPF recurrirá ante el Tribunal de Primera Instancia la multa de 80,4 millones de euros impuesta hoy por la Comisión Europea por pactar en España los precios de productos relacionados con el asfalto. En un comunicado, la petrolera señala que, en "el marco de los estrictos criterios de prudencia y rigor de la actual dirección de Repsol YPF, y ante la eventualidad de la mencionada sanción, ya se habían realizado las oportunas provisiones en los ejercicios 2005 y 2006".
La compañía destaca que está "plenamente" comprometida con el cumplimiento de las normas de competencia de la UE, "y en este sentido hay que entender la reducción del 40% en el importe de la sanción, decidida por la CE como consecuencia de la plena colaboración mantenida por Repsol YPF para el esclarecimiento de los hechos". Además, la petrolera destaca que las prácticas castigadas dejaron de realizarse en 2002. La Comisión Europea impuso además multas de 83,8 millones de euros a Cepsa, de 10,6 millones a la sueca Nynäs y de 8,6 millones a la portuguesa Galp por el mismo caso, en el que las compañías implicadas participaron durante casi 12 años en un cártel para pactar los precios y repartirse el mercado del asfalto en España. Esta práctica es una infracción "muy grave" a la luz de la normativa comunitaria sobre competencia. En el cártel también participó la británica BP, que al ser la primera empresa que denunció el caso a Bruselas ha logrado librarse de las multas.