La petrolera española Cepsa ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas la sanción de 83,8 millones que le ha impuesto la Comisión Europea (CE) por pactar los precios en el mercado del asfalto, al considerar que es inocente. la compañía indica en un comunicado que Cepsa "no es responsable de las infracciones imputadas y considera que la sanción es injustificada y desproporcionada".
El Ejecutivo comunitario ha acordado imponer una multa a Cepsa y a otras tres compañías por pactar el precio de los betunes para asfalto, materia prima utilizada para construir carreteras, entre 1991 y 2002. La petrolera destaca que en cuanto tuvo conocimiento de la incoación del expediente sancionador a su filial PROAS, colaboró plenamente con las autoridades europeas. Esta colaboración se ha traducido en una reducción de su sanción de un 25 por ciento. Más compañías multadas Junto a Cepsa han sido multadas también Repsol (80,5 millones), la sueca Nynas (10,6 millones) y la portuguesa Galp (8,6 millones). Bruselas ha eximido a la británica BP de la sanción que le correspondería por ser la primera en informarle sobre el cártel.