En Repsol los mínimos crecientes se enfrentan a una directriz bajista muy vertical.

Buen soporte en torno a los 17.35 euros que apoyan la subida. En conclusión, tenemos a Repsol con ganas de subir pero atrapado por directrices que se llevan la contraria. Éstas son las que tendremos que vigilar. Por la parte alta tenemos un techo en los 20.8 euros aproximadamente. Entonces, si rompe directriz bajista nos iremos a visitar el soporte anteriormente comentado. Si rompe la directriz bajista, buscaremos los 20.8-21 euros.

Estrategia: Poco claro. Lo mejor es estar fuera o mantener largos con stop ajustados bajo directriz alcista más reciente. Si se gira en la zona actual (20 €) podríamos estudiar la posibilidad de darnos la vuelta y abrir cortos. Veremos.