El regulador energético canadiense National Energy Board (NEB) ha autorizado a Repsol YPF a importar gas a Canadá y a exportarlo a Estados Unidos a través de la planta de regasificación de Canaport, ha anunciado hoy el organismo en una nota. La planta de Canaport, en la que la petrolera española prevé invertir 300 millones, tiene especial importancia para la compañía, que ha incluido este proyecto entre los diez de mayor envergadura para el desarrollo del plan estratégico 2008-2012. En concreto, la NEB ha concedido dos licencias a largo plazo al grupo presidido por Antonio Brufau, una para comprar gas desde Canadá, que será distribuido en el mercado doméstico de este país, y otra para enviarlo a Estados Unidos a través del gasoducto de Emera Brunswick.