Repsol registró un beneficio neto de 889 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un 58% menos que en igual periodo de 2008, según informó hoy la petrolera, que achacó el descenso del beneficio a la "brusca caída" de los precios internacionales del crudo y del gas y de los márgenes de refino.
En el primer semestre, Repsol obtuvo un resultado de explotación de 1.583 millones de euros, un 54,8% menos, mientras que el resultado bruto (Ebitda) se situó en 2.988 millones de euros, con un retroceso del 39,2% sobre el periodo enero-junio de 2008.

La deuda financiera de la compañía se situó al cierre de junio en 10.405 millones de euros, de los que 6.748 millones son efecto directo de la consolidación de Gas Natural tras su compra de Unión Fenosa.

Pese al actual entorno de crisis financiera y crediticia a nivel mundial, la petrolera señaló que su "solidez financiera" y su nivel de liquidez disponible, de 6.100 millones de euros, le permitirán seguir desarrollando las inversiones previstas en su Plan Estratégico 2008-2012.

Como aspectos positivos del periodo, la petrolera presidida por Antonio Brufau destacó el éxito de la actividad de exploración de hidrocarburos. En los siete primeros meses del año, la compañía anunció su participación 13 descubrimientos.

En todo caso, la actividad de 'upstream' (exploración y producción) obtuvo un beneficio de explotación de 325 millones de euros en el primer semestre, un 75% menos que en el mismo periodo del año pasado.

La producción de hidrocarburos líquidos se redujo en un 6%, mientras que la de gas aumentó en un 0,9%, con lo que la producción total descendió en un 1,8%, hasta 329.000 millones de barriles de crudo o equivalente. En este entorno, el grupo invirtió 652 millones en el periodo en el área de 'upstream', un 35% más.

GNL Y REFINO

Las otras dos principales actividades del grupo, la de gas natural licuado (GNL) y 'downstream' (refino y marketing) también obtuvieron resultados inferiores a los del primer semestre del año pasado, pese a mejoras en algunos aspectos como los márgenes de comercialización.

La actividad de GNL registró un beneficio de explotación de 34 millones, un 32% menos, mientras que el volumen comercializado se redujo en un 11%. Las inversiones cayeron un 51%, hasta 70 millones.

En 'downstream', el beneficio de explotación se situó en 370 millones, un 23% inferior al del primer semestre del año pasado, mientras que las inversiones ascendieron a 752 millones, un 19% más.

YPF Y GAS NATURAL

La filial argentina YPF recortó un 29% el resultado de explotación, y en un 22% las inversiones, que se situaron en 437 millones. La producción se situó en 599.000 toneladas, un 2,1% menos que en el primer semestre.

En cuanto a Gas Natural, que elevó en un 16% el resultado de explotación, las inversiones de Repsol en el primer semestre alcanzaron 4.563 millones y se destinaron en su mayor parte a financiar la compra de Unión Fenosa.