Red Eléctrica (REE) registró un beneficio neto de 171,2 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un crecimiento del 13% sobre el mismo periodo de 2008, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la eléctrica se situó en 411,3 millones de euros, un 5,7% más, en tanto que el resultado neto (Ebit) se elevó un 6,7%, hasta los 285 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía presidida por Luis Atienza se situó en 411,3 millones de euros, un 5,7% más, en tanto que el resultado neto operativo (Ebit) se elevó un 6,7%, hasta los 285 millones de euros.

La cifra de negocio de REE creció un 4,3% en el semestre, hasta sumar 583,2 millones de euros, mientras que el resultado antes de impuestos lo hizo en un 13%, hasta 241 millones.

Las inversiones realizadas por el gestor técnico de la red eléctrica ascendieron a 270,3 millones de euros, un 4% más que en los seis primeros meses de 2008. De esta partida, la mayor parte, 256 millones, corresponde a la ampliación de la red de transporte eléctrico.

La compañía defiende la adecuada gestión de las actividades del grupo y la consecución de los objetivos como dos de los aspectos más destacados del primer semestre.

REE elevó en un 6,8% el flujo operativo disponible, mientras que la deuda alcanzó los 2.989 millones, un 2,1% más. Del pasivo, el 97% corresponde a instrumentos de deuda a largo plazo.

Para los próximos meses, y a pesar del entorno de crisis, el gestor de la red eléctrica mantendrá su estrategia, orientada hacia la mejora de la calidad y la seguridad del servicio, y al desarrollo de infraestructuras al ritmo marcado por la planificación del sector eléctrico hasta 2016.