La primera es la compraventa del 14,9% de la filial argentina de Repsol mencionado y, en un plazo máximo de cuatro años, el grupo argentino podrá ejecutar una opción de compra de un 10,1% adicional, lo que supondría un desembolso de otros 1.515 millones de dólares (unos 1.030 millones de euros).El diseño en
dos tramos del acuerdo tiene como objetivo agilizar la compraventa y permitir la entrada inmediata en el capital de YPF de Petersen.La financiación de la operación corre a cargo de las entidades financieras Credit Suisse, BNP Paribas, Goldman Sachs y Banco Itaú y contará también con el apoyo de Repsol YPF, que concederá un préstamo de 1.015 millones de dólares (707 millones de euros) avalados por sus propias acciones (mecanismo conocido como vendor's loan).El acuerdo, que se negociaba desde hace meses, contempla también una oferta pública de venta de acciones (OPV) de YPF de aproximadamente un 20% de su capital una vez cerrada la compraventa del 14,9%.La salida a bolsa permitirá la entrada de accionistas minoritarios, incluidos empleados de YPF y del Grupo Repsol YPF.La operación desempeña un papel clave en el desarrollo del Plan Estratégico de Repsol YPF, que se presentará el próximo 28 de febrero, y contribuirá a diversificar la cartera de activos del grupo y a impulsar su crecimiento orgánico.En la bolsa española, las acciones de la petrolera hispano-argentina cerraron hoy con una subida del 3,59%, hasta los 22,79 euros por título.