UBS y Morgan Stanley se han puesto de acuerdo en que Repsol vale más de lo que cotiza en bolsa. Mientras que UBS ha elevado hasta los 21.5 euros el precio objetivo de la petrolera, el broker estadounidense lo ha elevado en un 26% respecto a los 18.6 euros en los que ha comenzado la jornada.
Descubrimientos de nuevos yacimientos, inauguraciones  de plantas y mejoras de recomendaciones. Parece ser el día a día de Repsol. Una tendencia que le ha hecho recuperar terreno en las últimas semanas...y así lo quieren recoger las últimas recomendaciones.

Esta mañana  dos brokers se han pronunciado sobre la petrolera hispano argentina. De un lado, UBS ha elevado hasta comprar su recomendación con un precio objetivo de 21.5 euros. Por otra parte, el broker estadounidense Morgan Stanley ha subido hasta sobreponderar con un precio objetivo de 23.5 euros, un 23% desde los precios actuales.

Unas recomendaciones que se producen después de que el pasado viernes, el presidente de la compañía, Antonio Brufau inaugurara en Canadá la planta de regasificación Canaport LNG, con lo que se culmina el primero de los diez proyectos estratégicos de la compañía enmarcados en el plan estratégico. El proyecto, realizado en asociación con la compañía canadiense Irving Oil, es el primero de este tipo que se construye en la costa Este de Norteamérica en treinta años y el primero de Canadá.

La planta, con una capacidad de suministro de hasta 1 bcf/día de gas, se conecta a través del gasoducto de Brunswick con la red que suministra a hogares e industrias en Canadá y el Noreste de Estados Unidos. Repsol es el operador de la planta, con una participación del 75%, y suministra el gas natural licuado que alimenta la terminal, correspondiéndole la totalidad de la capacidad de regasificación. La compañía comenzó en 2008 la actividad de marketing en la zona de Nueva Inglaterra y del Noreste de