El fabricante francés de automóviles Renault ha anunciado que incurrió en fuertes pérdidas en 2009 por el hundimiento de las ventas de vehículos en la primera mitad del año y que sus cuentas se vieron lastradas por las pérdidas en compañías donde tiene importantes participaciones.
El fabricante francés de automóviles Renault registró unas pérdidas netas de 3.068 millones de euros durante el pasado ejercicio, en comparación con el resultado neto positivo de 599 millones de euros contabilizado en 2008, según informó hoy la compañía.

El resultado de Renault se vio fuertemente impactado por los 'números rojos' que generaron sus socios, dado que las participadas de la firma del rombo aportaron en conjunto unas pérdidas de 1.561 millones de euros, en comparación con un resultado positivo de 437 millones de euros en 2008.

Por compañías, Nissan aportó unas pérdidas de 902 millones de euros a los resultados de Renault durante 2009, frente al beneficio de 345 millones de euros de 2008. De su lado, Volvo AB, otra de las empresas asociadas a Renault, contribuyó negativamente con 301 millones de euros (226 millones de ganancias en 2008) y AvtoVAZ restó 370 millones de euros a los resultados del consorcio galo, un 216% más.

La cifra de negocio del consorcio que preside Carlos Ghosn se situó en 33.712 millones de euros durante el año pasado, lo que se traduce en un retroceso del 10,8% respecto a la cifra de negocio obtenida por la compañía durante el ejercicio precedente.

VENTAS

Las matriculaciones de la multinacional del rombo alcanzaron los 2,3 millones de unidades durante 2009, lo que representa una reducción del 3,1% en comparación con las cifras de ventas contabilizadas en el año anterior.

Las pérdidas netas atribuidas de la compañía automovilística se situaron en 3.125 millones de euros el año pasado, lo que supone un fuerte deterioro en comparación con los 571 millones de euros de beneficio atribuido contabilizado en 2008.

El consorcio galo registró a su vez un margen operativo negativo de 396 millones de euros entre enero y diciembre de 2009, en comparación con la cifra positiva de 326 millones de euros registrada a lo largo del ejercicio precedente.

Por otra parte, la división de Automóviles de la corporación gala obtuvo una cifra de negocio de 31.951 millones de euros a lo largo de 2009, lo que supone un descenso del 10,7%, mientras que el área financiera facturó 1.761 millones de euros, un 12% menos.

Asimismo, la multinacional automovilística destinó durante el pasado ejercicio 1.463 millones de euros a acciones de investigación y desarrollo, lo que representa el 4,9% sobre la facturación y una disminución del 26% frente a los datos de 2008.

PREVISIONES

Para el conjunto de 2010, Renault prevé que el mercado automovilístico europeo experimente una reducción de su volumen del 10% en comparación con 2009 y la empresa se ha fijado el objetivo de lograr un 'free cash flow' positivo en este entorno de mercado.

Para lograr esta meta, la firma gala resaltó que contará con una "atractiva gama" de producto, que se ampliará con seis nuevos lanzamientos durante este año. Además, la compañía aumentará las sinergias con Nissan y seguirá trabajando en la reducción de costes.