Renault perdió 2.712 millones de euros en el primer semestre, cuando en el mismo periodo de 2008 había tenido 1.581 millones de euros de beneficios, anunció hoy el fabricante francés, que no obstante puso el acento en que la situación en el segundo trimestre ha sido menos mala que en el primero. En las pérdidas de la primera mitad del año de Renault pesaron la "caída brutal del conjunto de los mercados", y más todavía los resultados negativos de sus filiales y grupos asociados, que gravaron sus cuentas con 1.584 millones de euros, de los cuales 1.217 millones por Nissan, 196 millones por AB Volvo y 182 millones por la rusa AvtoVAZ, precisó el grupo francés en un comunicado.