La franquicia inmobiliaria Remax espera aumentar un 30% la compra-venta de viviendas en España durante 2010, hasta alcanzar un total de 5.000 transacciones, y acercarse así a las cifras registradas en 2006, cuando se registraron un total de 5.500 operaciones. "El momento más bajo tuvo lugar en mayo de 2009; sin embargo, durante el último semestre los ingresos por oficina aumentaron sustancialmente hasta finalizar el año con unas 3.000 transacciones", explicó el presidente de Remax España, Javier Sierra, durante la presentación del primer 'Barómetro Inmobiliario Europeo 2009' elaborado por la firma.