La Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos autorizó hoy la adquisición por parte del gigante de internet Google de la empresa de anuncios online DoubleClick, por 3.100 millones de dólares, al considerar que la operación no planteará problemas de competencia. De este modo, Google supera otro obstáculo para poder entrar de lleno en el lucrativo negocio de la publicidad digital, aunque deberá esperar aún a la decisión de las autoridades de la competencia de la Comisión Europea sobre esta adquisición. "El apoyo fuerte de la FTC manda un mensaje claro: esta compra no supone un riesgo para la competencia y beneficiará a los consumidores", aseguró Eric Schmidt, presidente y consejero delegado de Google a través de un comunicado.