La sociedad integra todos los mercados de valores y sistemas financieros en España. El grupo de cabecera está constituido por Bolsa de Barcelona, Bolsa de Bilbao, Bolsa de Madrid, Bolsa de Valencia, MF Mercados Financieros, Iberclear y BME Consulting. Salió a bolsa el 14 de julio de 2006
con un precio de 31 euros por acción, hoy sus acciones valen 33,28 euros y conforman un paquete de más de 970.000 títulos en el parqué. La compañía ha hecho públicas hoy sus cuentas, registró un beneficio neto en 2007 de 201,13 millones de euros, lo que supone un incremento del 54,1% respecto al resultado obtenido el año anterior, cuando ganó 130,52 millones. El holding de la bolsa española informó de que los ingresos del grupo alcanzaron los 383,09 millones de euros el año pasado, un 33,1% más que el año anterior, mientras que los costes operativos crecieron un 1,8%. En un ejercicio que la compañía define como "récord" por haber alcanzado "registros sin precedentes". El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se colocó en 284,96 millones de euros, con un avance del 48,9%. El 'holding' destacó que 2007 fue "un ejercicio récord" en el que se han alcanzado "registros sin precedentes" en volúmenes de actividad, --con un aumento del 44,3% en efectivo negociado de renta variable, un crecimiento del 25,9% en número de operaciones liquidadas y un repunte del 41,1% en futuros sobre índice--, capitalización (+22,1%) y admisiones a mercado, con un total de 5.926 millones de nominal admitido en nuevas acciones y un aumento del 26,1% en admisiones de renta fija privada.Los ingresos de explotación aumentaron el 33,1% hasta los 383 millones de euros, según el comunicado, en el que BME destaca que la evolución de los ingresos y la contención de costes en un 1,8% le permitió ganar el 54% más en 2007. Por áreas de negocio, la actividad de renta variable generó un EBITDA de 139,2 millones de euros y unos ingresos de 173,9 millones, el 44,1 y el 33,1% más que en 2006.El volumen de efectivo negociado ascendió el pasado año a 1,67 billones de euros en 34,5 millones de negociaciones, lo que supone un incremento del 44,8 y del 50,6%, respectivamente, sobre el ejercicio anterior. Sólo en el cuarto trimestre BME consiguió un beneficio bruto de explotación de 72,8 millones de euros, un 29,5% más que en el mismo periodo de 2006, y un resultado neto, una vez descontadas las deducciones por amortización, pérdidas por deterioro, resultados financieros e impuesto de sociedades, de 50,5 millones de euros.En los últimos tres meses del año se contrataron, a través del sistema electrónico, 434.538 millones de euros, un 23,1% más que en el mismo periodo de 2006, y asimismo aumentó el 30,3% el número de negociaciones. También destacó en 2007 la fuerte mejora del ratio de eficiencia, que mide el gasto por unidad de ingreso y que ha pasado en términos acumulados desde el 33,5% al 25,6%, y del ROE, que mide la rentabilidad sobre recursos propios, que pasó del 28,9 al 43,4%. Del mismo modo mejoró la retribución al accionista, que se incrementó en un 59,9%.Por lo que respecta al saldo en circulación de todas las emisiones vivas en el mercado AIAF de renta fija, BME indica que a cierre de diciembre ascendía a 758.560 millones de euros, lo que supone un incremento del 28,8% respecto a 2006.La actividad de la unidad de información también creció el 16,8%, así como la de tecnología y "consulting". En el mercado de "warrants" y certificados, el efectivo negociado creció el 74,6% hasta los 5.179 millones de euros negociados en primas.Además, el año pasado se elevaron a 21 el número de fondos cotizados por un valor de 4.664 millones de euros.Los ingresos generados por el área de compensación y liquidación sumaron 92,2 millones de euros, el 49,4% más, mientras que la línea de negocio de "listing" reportó 30,5 millones de euros, el 18,9% más. La facturación de la actividad de información ascendió a 33,6 millones de euros, el 25,2% más y un EBITDA de 26 millones de euros, y los derivados alcanzaron un beneficio bruto de 17,7 millones de euros.En cuanto al negocio de renta fija, BME señala que las cifras de negocio durante el periodo fueron muy similares a las del año anterior, con una leve disminución de los ingresos (0,8%) y de los costes operativos (0,7%), lo que produjo una reducción del EBITDA del 1%.