Los analistas de Citigroup han recortado su consejo sobre Best Buy, la mayor cadena estadounidense de electrónica de consumo.

Los expertos cambian su recomendación sobre la compañía hasta vender desde mantener. Además, pasan desde 36 dólares hasta 27 el precio objetivo de su acción.

Desde Citigroup prevén “debilidad a medio plazo” para Best Buy por culpa de las limitadas previsiones de crecimiento de su BPA y a la continua presión sobre sus márgenes brutos, debido al aumento de la competencia y al crecimiento de los inventarios.

Estos analistas subrayan que la previsión de BPA para el año fiscal 2012, entre 3,30 dólares y 3,55, se ha colocado por debajo de la previsión del consenso de 3,56 dólares, con un crecimiento estimado de tan solo el 4%, lo que consideran “un factor negativo” para la cadena.

La cotización actual -20.12 horas- de Best Buy en Wall Street cae en torno a un 3,42% y sitúa el precio de su acción en 29,10 dólares.