Según informó la empresa en un comunicado, la compañía ganó un 3% menos en su último ejercicio fiscal comparado con el anterior.

Best Buy, la mayor cadena estadounidense de electrónica de consumo, obtuvo en su último ejercicio fiscal, un beneficio neto de 1.277 millones de dólares, es decir, un 3% menos en comparación con los 1.317 millones de dólares que ganó en el ejercicio anterior.

Las ventas de la compañía alcanzaron en el ejercicio fiscal 2010 los 50.272 millones de dólares, lo que supone un 1,2% más en comparación con los 49.694 millones de dólares que ingresó el año anterior. En cuanto a su cuarto trimestre fiscal, Best Buy ganó 651 millones de dólares, un 16,4% menos que los 779 millones de dólares del mismo periodo del ejercicio precedente. Por otra parte, los ingresos descendieron un 1,8%, desde los 16.553 millones de dólares hasta los 16.256 millones de dólares, tal y como se extrae del comunicado.

De cara a 2012, la compañía ha establecido un previsión de beneficio por acción de entre 3,30 dólares y 3,55 dólares, mientras que espera que los ingresos se incremento con respecto a su último año fiscal entre un 1% y un 4%, hasta un rango de entre 51.000 millones de dólares y 52.500 millones de dólares.

A las 18.38 horas, la cotización de Best Buy en la bolsa americana cae en torno al 4,24% y sitúa el precio de su acción en 30,50 dólares.