Los títulos de la inmobiliaria se colocan a 6,51 euros en su tercer día en el parqué, al ceder un 0,76 por ciento. La compañía participada por FCC y Caja Madrid no consigue distanciarse de su precio de salida al mercado, ante el mal momento que atraviesa el sector y la corrección que experimenta la renta variable.