El grupo holandés de recursos humanos Randstad prevé que la demanda de empleo temporal de este verano no sea tan elevada como en años anteriores, pues las empresas usuarias "medirán más" las contrataciones para este periodo. La compañía realiza estas previsiones tras constatar que la desaceleración de la economía española ha provocado un descenso del 10% en el número de contrataciones que ha efectuado en los primeros meses del año.