El banco holandés Rabobank obtuvo en el primer semestre de 2009 un beneficio neto de 1.300 millones de euros, el 15 por ciento menos del que registró en el mismo período del año anterior, cuando ganó 1.525 millones, anunció hoy la entidad. El presidente del grupo, Piet Moerland, explicó en un comunicado que aunque las cifras han empeorado con respecto al año precedente la entidad ha conseguido "unos sólidos resultados", y a pesar de la crisis económica internacional que afecta especialmente al sector bancario. La división inmobiliaria del banco ha sido una de las que han sentido más la crisis, con una reducción del 27 por ciento en su beneficio neto. Los ingresos en el área de empresas se redujeron en 20.000 millones de euros (hasta 284.000 millones) respecto al mismo período del año anterior.