El primer ministro ruso, Vladimir Putin, llamó hoy por teléfono al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, para avisarle de que Ucrania tiene de nuevo problemas para pagar el gas que compra a Rusia y para pedirle que la UE ayude a Kiev a hacer frente a estos pagos. "El primer ministro Putin me llamó para hablarme de los problemas que prevé en los pagos de Ucrania. Me explicó que Ucrania ha pedido ayuda para la financiación de estos pagos", explicó Durao Barroso en rueda de prensa. Su respuesta a Putin fue que "es difícil, si no imposible, obtener este apoyo para Ucrania del presupuesto comunitario".