La firma de perfumería Puig ha decidido recurrir la resolución de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), que multa con más de ocho millones de euros a la empresa catalana, a Sara Lee y a Colgate Palmolive por crear un cártel de fabricantes de gel a finales de 2005.