El fabricante francés de automóviles PSA Peugeot-Citroën y su socio japonés Mitsubishi inauguraron hoy su fábrica conjunta de Kaluga, ubicada 180 kilómetros al Sur de Moscú, que ha requerido una inversión de 480 millones de euros.

La factoría, participada en un 70% por PSA y en un 30% por Mitsubishi, fabricará desde este mismo año el Peugeot 308, al que se sumará posteriormente el Citroën C4 y los todoterrenos Citroën C-Crosser, Peugeot 4007 y Mitsubishi Outlander.

La fábrica estará plenamente operativa en 2012, cuando su capacidad de producción anual alcanzará 125.000 unidades, de las que 85.000 corresponderán a berlinas de tres cuerpos de las marcas Peugeot y Citroën, y las 40.000 restantes, a los todoterrenos de las tres marcas.