El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën ha emitido deuda con el fin de obtener una inyección económica de 575 millones de euros, según la compañía, que prevé que sus ventas en el continente europeo caigan este año menos de lo previsto inicialmente. Esta oferta de bonos convertibles en acciones nuevas o ya existentes de PSA tiene el objetivo de lograr unos ingresos de entre 500 y 575 millones de euros. La conversión se podrá llevar a cabo entre el 23 y el 25 de junio y los bonos se podrán cambiar hasta el 1 de enero de 2016.