George Provopoulos, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo, dijo el jueves que Europa sólo podrá evitar los peores efectos de la crisis económica mundial si se mantiene el crédito bancario. "Es absolutamente necesario que el sistema crediticio siga proporcionando financiación, a un coste lógico, a empresas y hogares", indicó Provopoulos en un discurso. "Ese es el único modo de evitar estrecheces en el sistema crediticio y un mayor deterioro del estado de la ya maltrecha economía". Estos comentarios se producen un día después de que el BCE inyectara un récord de 442.000 millones de euros en los mercados de la eurozona en la primera oferta de fondos a un año de su historia, en el marco de un vasto programa para sacar a Europa de la recesión. Provopoulos, que también es gobernador del Banco de Grecia, dijo además que a pesar de los recientes indicios positivos de los datos macro, sigue habiendo mucha incertidumbre en torno a las economías europea y mundial. "Es cierto que recientemente ha habido indicios de una desaceleración menor o incluso una estabilización gradual de la actividad económica en Estados Unidos y Europa", comentó. "Pero estos indicios no predicen necesariamente un retorno rápido al crecimiento".