Promociones Inmobiliarias del Pisuerga (Proinsa) solicitó hoy concurso voluntario de acreedores ante el juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid, tras concluir sin acuerdo el plazo de cuatro meses que se dio para negociar con sus acreedores la deuda de unos 200 millones de euros que soporta. Proinsa, filial de la constructora Teconsa, también en concurso, contaba de plazo hasta hoy lunes, 8 de febrero, para alcanzar un acuerdo con sus acreedores con que sortear la suspensión de pagos