Prisa ha logrado terminar el primer semestre del año con un beneficio neto de 73,31 millones de euros, lo que supone una mejora del 9% respecto a igual periodo de un año antes, según la notificación remitida a la CNMV. Además, el EBITDA de Prisa ha mejorado cerca de un 45% hasta los 378,71 millones de euros y lo ingresos han subido un 54,2% hasta algo más de 1.848 millones de euros.