Las empresas multimedia Prisa e Imagina, filial de Mediapro, han roto las negociaciones para fusionar sus negocios audiovisuales. La causa de la ruptura de las conversaciones encaminadas a la fusión de las cadenas de televisión Cuatro y La Sexta viene provocada por el rechazo inicial de Prisa a una ecuación de canje al 50 por ciento.
El grupo Prisa comunicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que han quedado rotas las negociaciones que mantenía con Imagina con vistas a la integración de sus respectivos activos audiovisuales, por lo que continuará explorando nuevas oportunidades de negocio con otros operadores de televsión. Prisa había solicitado una ampliación de capital el pasado julio para llevar a cabo esta gestión

Así, en el hecho relevante remitido al organismo supervisor de los mercados, el grupo que preside Ignacio Polanco confirma que Prisa e Imagina "han decidido no renovar el acuerdo de intenciones" firmado el 3 de junio pasado y que expira mañana, día 8 de agosto.

 "En consecuencia, ha quedado sin efecto el compromiso de exclusividad que ambas partes acordaron para mantener negociaciones. Prisa continuará explorando nuevas oportunidades de negocio con otros operadores de televisión", concluye la nota.

A raíz de esta noticia, los títulos dePrisa caían en bolsa más de un 8%.