El presidente del consorcio Airbus, Thomas Enders, ha reconocido la existencia de problemas graves para el desarrollo y construcción del futuro avión de transporte militar A400M, aunque subraya que ningún país ha abandonado el proyecto ni retirado sus opciones de compra. "Si conseguimos encarrilar ahora el programa, el A400M será una historia de éxitos", afirma Enders en la edición de hoy del semanario "Der Spiegel". "Eso es lo que deseamos, pero no a cualquier precio. En las actuales condiciones marco no podemos construir el avión", admite Enders, quien subraya que EADS "nunca debía haber firmado" el contrato que le compromete con los gobiernos europeos para la construcción del A400M. Tras destacar que "nuestros colegas norteamericanos habrían salido corriendo espantados al conocer las condiciones" de dicho contrato, admite que "hemos cometido grandes errores, pero también los clientes lo han hecho. Esto deberíamos corregirlo ahora juntos".