La eléctrica PPL está en proceso de adquirir las operaciones estadounidenses de la alemana E.ON por 6.700 millones de dólares en efectivo, lo que refleja la creciente confianza en el mercado de fusiones a medida que se recuperan los mercados de acciones y crédito.