Un grupo de inversores internacionales podría estar dispuesto a inyectar entre 450 y 600 millones de euros en el capital social de Prisa, según comunicó hoy la compañía, que precisó que como consecuencia de esta operación, la participación del accionista de referencia, la familia Polanco, se verá reducida, sin que ello afecte al control de la compañía.
"En los ultimos meses se han mantenido conversaciones con distintos grupos y Prisa confirma que en la actualidad puede llegar a un acuerdo con un grupo de inverores internacionales interesados en participar en el capital social de la compañía con una cifra de entre 450 y 600 millones de euros", señaló la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los títulos de Prisa regresarán al parqué a las 12.45 horas después de que la CNMV decidiera suspender su cotización minutos antes de la apertura, por lo que la compañía no llegó a iniciar la negociación.

La medida tomada por la CNMV se produjo después de que Prisa informara ayer de que había llegado a un "acuerdo de principios" con sus bancos acreedores para extender el vencimiento de su préstamo puente de 1.950 millones de euros hasta el 19 de mayo de 2013.

Prisa firmó este préstamo puente el 20 de diciembre de 2007 con las entidades HSBC, banco Santander, Banesto, Caja Madrid, 'La Caixa', BNP Paribas y Natixis, y la fecha de su vencimiento era el próximo 31 de marzo.

Las acciones de Prisa cerraron ayer a un precio de 3,55 euros, con un descenso del 3,79%.