La autoridad portuguesa de la competencia impuso al antiguo monopolio estatal Portugal Telecom una multa récord de 38 millones de euros por abusar de su posición dominante en el mercado, según comunicó el jueves Abel Mateus, presidente del organismo regulador. Mateus manifestó a Reuters que la unidad de líneas fijas de PT, PTC, había negado a sus las operadoras rivales TvTel y Cabovisao acceder a su infraestructura de red básica. "Esto es una señal para el mercado: la autoridad antimonopolio se propone actuar para abrir el mercado a la competencia", explicó.