Lejos han quedado las ganas de vender con las que ha iniciado la sesión el mercado español. Tras invertir su tendencia en varias ocasiones, logró cerrar con una subida del 1,10% que le llevó a los 11.427 puntos. Una subida liderada por Banco Popular y BBVA. En una sesión en la que el euro cotiza en los 1.4303 euros.
Todo auguraba que la corrección estaba cerca. De hecho, las plazas del viejo continente comenzaron la sesión con recortes superiores al 0,6%. Sin embargo, la tendencia se ha invertido. Tanto es así que el Ibex35 marcó su último movimiento en los 11.427 puntos tras una revalorización del 1,10%. Y con él, el resto de plazas del viejo continente. El DAX avanzó un 0,57% y cerró en los 5.549 puntos. El FT-100 cerró en lols 4.914 puntos mientras que el CAC-40 comenzará a cotizar mañana desde los 3.677 puntos tras anotarse una subida del 0,6%- Las referencias macro dejan la versión oficial de que la economía alemana salió de la recesión en el segundo trimestre – al crecer tres décimas- y unos precios industriales en nuestro país que cayeron tres décimas en julio. Sin duda, “una nota negativa en una economía que deja referencias preocupantes”, explica Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI.


Gráfico ibex35



Subida liderada por el sector financiero. Banco Popular a la cabeza. Se anotó un 3,71% al cierre en lo que los expertos denominaron “un mero movimiento técnico”. Elena Martín, gestora de inversiones de Unicorp Patrimonios advertía de que el valor había roto una resistencia muy importante en 6.50 euros “y de ahí tiene vía libre”. Ha cerrado en 7.54 euros. Camino hacia las alzas también pusieron los inversores de BBVA. Superó el 2.8% de revalorización durante la sesión y marcó los 12.72 euros al cierre. Santander se anotó un 1,37% mientras que Banco Sabadell y Bankinter anotaron un 1.07% y un 0,9% respectivamente a su cotización.

Pero no sólo el sector financiero. Iberia subió un 1,91% al cierre, Repsol sumó un 1,46% mientras que Iberdrola subió un 0,72% y cerró en los 6,29 euros. Una subida del 0,85% que también compartieron los títulos de Telefónica. Subió hasta los 17,75 euros.

Al cierre de la sesión, el número de valores en negativo terminó en minoría. Mapfre fue el más penalizado al retroceder un 1,49% seguido de Abengoa que descontó más del 1,34% de su cotización. ACS y ArcelorMittal – principales motores de las recientes revalorizaciones del mercado español- descontaron algo más del 0,7% de su cotización al cierre.

El continuo se mueve al son del sector inmobiliario


La ‘doble cara’ del sector inmobiliario sigue dibujando la situación del continuo español. Valores como Afirma recopilaron más del 35.6% de revalorización, Reyal Urbis se anotó un 11.83% al cierre mientras que Inmobiliaria Colonial subió un 9.82% en los últimos minutos de negociación. Y con ellas, Metrovacesa o Realia pudieron disfrutar de subidas del 2.93% y del 2.54% respectivamente. Y es que, según Martín, las inmobiliarias comienzan a descontar que “lo peor ya ha pasado pues están consiguiendo créditos con los que consiguen no sólo refinanciar sino reducir su deuda, lo que es positivo”.

En números rojos, Grupo Tavex se convirtió en la compañía más penalizada al descontar un 3,49% de su cotización. Fluidra y Corporación Financiera alba descontaron un 2,8% del valor de su acción.. Pero no sólo ellas porque alguna ‘compañía del ladrillo’ también se cuenta entre los números rojos. Inbesós descontó un 2,31% en los últimos minutos de negociación.