El director financiero del Banco Popular, Jacobo González-Robatto, consideró hoy que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) debería ser "mucho más beligerante" contra las posiciones cortas, que han afectado negativamente a la entidad financiera. 
En la presentación de resultados semestrales, el responsable financiero indicó que el Popular se ha visto más afectado que otros bancos como Santander o BBVA a las inversiones de hedge funds dirigidas al descenso de la cotización de las acciones, porque está menos diversificado.

En este sentido, recordó que "el Popular es un exponente de España en bolsa, porque los otros dos están más diversificados" y recordó que la entidad resulta atractiva para realizar inversiones a corto porque es un valor muy líquido.

Asimismo, González-Robatto valoró que los fondos de inversión que han "jugado a la baja" en los últimos meses "se han pillado los dedos y han perdido bastante", y destacó que aquellos que prestan sus títulos a 'hedge fund' para hacer posiciones cortas suelen ser "inversores poco informados".

"Es paradójico que un accionista esté dispuesto a prestar sus títulos para que al final acabe perdiendo valor en Bolsa. Es algo que a él le perjudica", añadió.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) anunció el pasado 8 de julio que el organismo exigirá a los inversores la comunicación de posiciones cortas que superen el 0,1% --actualmente el 0,25%-- del capital social, lo que supondrá aumentar la exigencia de información, y que, al mismo tiempo, se exigirá que las que superen un umbral superior al 0,5% del capital sean comunicadas al mercado.

Las 'short selling' consisten en realizar una venta sin comprar previamente el título, esperando un descuento de la cotización para poder adquirirlo posteriormente a un menor precio y saldar la operación con beneficio.

La CNMV defendió una regulación más exigente sobre las posiciones cortas, al considerar "innegable" que esta operativa puede, en ocasiones, favorecer conductas "incompatibles" con la adecuada formación de precios y recordó que el Comité Europeo de Reguladores de Valores (CESR) había alcanzado un acuerdo sobre los requisitos de transparencia.