Las condiciones de la actividad comercial en España volvieron a empeorar en diciembre al caer al ritmo más fuerte en cinco meses y tanto los nuevos pedidos como el empleo disminuyeron de nuevo, según el índice PMI elaborado por Markit Economics. Según este índice, la actividad comercial en España ha registrado una contracción ininterrumpida durante los últimos dos años y el empleo ha caído desde marzo de 2008, especialmente en el sector de los Hoteles y Restaurantes. De los países de la zona euro que cubre el estudio, España fue el único que en diciembre registró una disminución más fuerte de la actividad respecto a noviembre.