El fabricante belga de colchones Recticel anunció el jueves a última hora que ha empezado a negociar la venta de un 50% de la francesa Cofel a la empresa española Pikolín.  Cofel, controlada en partes iguales por ambas compañías, ocupa el primer puesto del sector de descanso en Francia. La compañía comercializa las marcas Epeda, Merinos y Bultex y cuenta con cinco fábricas en Francia, con una plantilla de 850 empleados.  La compañía belga indicó que la compra no tendrá un impacto en la plantilla de Cofel, que será controlada al 100% por Pikolín una vez cerrada la operación.