La economía estadounidense registró en el cuarto trimestre un crecimiento mayor al esperado, impulsado más por las menores liquidaciones de inventarios que por los gastos del consumidor. El producto interno bruto creció a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 5,7% entre octubre y diciembre, informó el viernes el Departamento de Comercio en su primera estimación para el PIB de ese trimestre.