Philips Electronics ha vendido toda su participación en la coreana LG Display por 630 millones de euros, dentro de su estrategia de alejarse de negocios cíclicos y asentarse en áreas más estables como la sanidad. Philips  vendió 47,2 millones de acciones en el mercado, que representan un 13,2 por ciento de LG Display según datos de Reuters. Philips, que fabrica maquinillas eléctricas, bombillas, calderas, reproductores MP3 y escáneres TC, ha desarrollado una estrategia para moverse a mercados menos cíclicos, como la iluminación y la sanidad, donde ve un crecimiento a largo plazo más predecible.