La filial de Petrobras en Argentina dijo hoy que invirtió 26,5 millones de dólares en su refinería de Bahía Blanca, 800 kilómetros al sur de Buenos Aires, dentro de su "plan estratégico de seguridad y cuidado ambiental". La inversión fue destinada a unidades de recuperación de azufre, de almacenamiento de nafta, entre otras que fueron desarrolladas "según los más altos estándares de calidad por proveedores argentinos, respetando los mecanismos de transparencia y competitividad correspondientes", indicó en un comunicado. La refinería de Bahía Blanca tiene una capacidad de procesamiento de 31.200 barriles diarios de crudo, cuenta con un sistema de control medioambiental y una producción anual total de más de 2,4 millones de metros cúbicos de combustibles.