Las solicitudes semanales por desempleo en EE UU aumentaron en 1.000, hasta un total de 427.000. El mercado esperaba una cifra de 419.000 peticiones.
Los reclamos continuos alcanzaron los 3,676 millones desde los 3,747 millones en dato revisado.