El ministro británico para la Empresa y ex comisario europeo, Peter Mandelson, ha instado a General Motors a respetar las dos plantas de Opel/Vauxhall en el Reino Unido, informa hoy el Financial Times. Mandelson conversó el martes por teléfono con el consejero delegado de GM, Fritz Henderson, y el responsable para Europa de la multinacional estadounidense, Peter Foster, a quienes explicó el fuerte compromiso del Gobierno británico "con todas las plantas de Vauxhall". Gran Bretaña está presionando para impedir que el Gobierno de Berlín ceda a las presiones de su propio electorado y proteja los puestos de trabajo en Alemania a expensas de las plantas de Vauxhall en territorio británico. "Estamos presionando fuerte a favor de una solución comercial y no basada en consideraciones políticas", dijeron al periódico fuentes del Gobierno.