Semana bajista en la que vuelve la volatilidad a los mercados después de que los inversores hayan virado su estrategia y reducido el peso de los activos de riesgo en sus carteras y España se coloca como centro de atención.

La subasta de bonos española será un buen indicador de la situación; un incremento de los tipos de interés en la subasta o la necesidad de contar con el apoyo del BCE puede conducir a un nuevo tensionamiento de la crisis de la Eurozona, precipitando al Euro claramente por debajo de los 1,30 dólares, con objetivos en 1,25 y 1,20 dólares, lo que acentuaría el actual valor refugio de la renta fija estadounidense y facilitaría nuevas correcciones en las bolsas, también estadounidenses.

Los mercados europeos se encuentran en zona de soporte crítico, pendientes de las subastas de deuda y de de la evolución de los diferenciales en los países de la periferia europea. El arranque de semana con ventas moderadas podrían ampliarse si el Euro Stoxx50 no es capaz de sujetarse sobre los mínimos del pasado viernes. La evolución del sector financiero puede terminar por arrastrar al resto.

En el caso del Ibex mercado a la espera de los detalles presupuestarios de las Comunidades Autónomas para este año así como de la evolución de la reestructuración del sector financiero. La pérdida de los mínimos del viernes, en las inmediaciones de los 7200 puntos, nos llevaría a nuevas ventas en los 7000 puntos como siguiente referencia. Seguimos en cualquier caso esperando una evolución más débil frente a otras bolsas europeas.

La corrección ha llegado en un momento en el que solamente los resultados empresariales, que esta semana entran de lleno en la agenda, pueden determinar el final de la caída en la renta variable. Sin embargo lo más probable es que las cifras que se vayan publicando resulten desiguales y sin una clara tendencia a la mejora, lo que deje los índices en un movimiento lateral-bajista durante las próximas semanas.

En el capítulo macro los catalizadores pueden ser la cifra de ventas minoristas de Estados Unidos, en la que esperamos signos de debilidad, y la de producción industrial europea. Las elecciones presidenciales en Francia pueden tener también un relativo impacto en función de la inclusión de la crisis europea en la agenda de los candidatos.

Entre otros protagonistas de la semana seguiremos los resultados de Goldman Sachs, Citigroup, Johnson&Johnson, Yahoo, Schwab, Mattel, Coke, IBM, Intel, Abbott, American Express, Halliburton, Microsoft, Morgan Stanley, Bank of America, DuPont, UnitedHealth, General Electric, McDonald’s, Honeywell y Schlumberger. En Europa destacamos los de Nokia y CaixaBank.