La libra rompió un importante soporte frente al dólar entre 1,5742 dólares y 1,5690 dólares la semana pasada y cerró por debajo de ese último nivel. Karen Jones, analista de Commerzbank, señala que esto pone la perspectiva en negativo y que podría llegarse a la horquilla 1,5270-1,4850 dólares. Ahora la libra se cambia por 1,5560 dólares. Jones fija el soporte inmediato de la libra en 1,5535 dólares y espera que si se producen rebotes, encontrará resistencia en 1,5690-1,5710 dólares.