El grupo francés de licores Pernod Ricard anuncia  un plan para emitir acciones por 1.000 millones de euros  y la venta de su marca de bourbon Wild Turkey a Campari por 575 millones de dólares, para reducir deuda. El aumento de capital, que coincidió con una advertencia de ganancias, avivó las preocupaciones sobre la capacidad de Pernod de manejar su deuda neta de más de 12.000 millones de euros  en el impredecible momento actual, dijeron analistas. Pernod, el segundo mayor grupo de bebidas alcohólicas del mundo después de Diageo, pidió mucho dinero para adquirir al productor del vodka Absolut, Vin & Sprit AB, a Suecia en julio del año pasado y tuvo que vender varias marcas para cumplir con los requerimientos antimonopolios de la Comisión Europea.